Proyecto I+D+i «Prueba de Concepto» 2021: Detección precoz y monitorización personalizada del daño renal utilizando dispositivos portátiles

20 setembre 2023

Actualmente, más de cuatro millones de personas en España sufren algún grado de enfermedad renal, de los que más de 600.000 presentan un estadio avanzado de la misma y 50.000 necesitan tratamiento renal sustitutivo (trasplante o diálisis). La enfermedad renal es una de las patologías más infradiagnosticadas actualmente: se calcula que más del 40% de las personas afectadas son desconocedoras de su estado. Para cuando el paciente presenta síntomas diagnósticos, la enfermedad renal ya es grave. Además, la progresión del daño renal puede afectar a otros órganos como el corazón y comprometer la vida del paciente, por lo que detectar a tiempo su aparición y controlar su desarrollo es clave para prevenir futuras complicaciones.

Existen factores que comprometen la funcionalidad renal. El principal es el daño renal agudo, principal responsable de la progresión de la cronicidad de la enfermedad renal, seguido de factores tan diversos como la obesidad, la hipertensión, las patologías cardiovasculares, la diabetes o el tabaquismo, así como las renopatías genéticas o derivadas de infecciones como la causada por el virus VIH.

La mejor estrategia para evitar que la prevalencia de enfermedad renal crónica continúe aumentando, con el consiguiente impacto a nivel individual y sociosanitario, es el diagnóstico precoz. De esta manera, se podrá aspirar a controlar y frenar el avance de esta patología antes de que sea demasiado tarde.

De forma natural, se produce el desprendimiento de los podocitos (células del riñón especializadas), y su aparición en la orina (podocituria). Pero cuando existe un daño renal, el número de podocitos desprendidos aumenta notablemente, siendo un paso previo a la aparición de microalbuminuria (proteínas en orina), que es lo que actualmente se mide en la práctica clínica. En nuestro laboratorio estamos desarrollado un dispositivo (PODOCITOSCAN) de uso sencillo y dinámico para la práctica clínica.

Figura 1
Figura 1. PODOCITOSCAN o dispositivo capaz de, con solo una muestra de orina, detectar de forma precoz el riesgo de desarrollar un daño renal severo en aquellos pacientes que presenten factores de riesgo.

Este dispositivo será capaz de, con solo una muestra de orina, detectar de forma precoz el riesgo de desarrollar un daño renal severo en aquellos pacientes que presenten factores de riesgo. En los últimos años, se ha observado en población pediátrica un aumento de la incidencia de obesidad, un factor de riesgo para el desarrollo de patología renal. El PODOCITOSCAN podría detectar de forma precoz el riesgo de sufrir daño renal, pudiendo implementar estrategias de prevención.

Este proyecto de investigación financiado por la AEI tendrá un gran impacto en la sociedad, ya que la población mundial se enfrenta a una pandemia de obesidad, diabetes y enfermedad renal asociada. Esto tiene una gran repercusión en la sociedad, en términos de reducción de la calidad de vida, aumento de la mortalidad y de recursos sanitarios. Por lo tanto, se espera que las actividades de este proyecto tengan un gran beneficio socioeconómico. Nos centraremos en las primeras etapas de la enfermedad renal con el fin de medir la podocituria y diseñar estrategias para prevenir la enfermedad renal crónica y sus consecuencias a largo plazo. La identificación de los pacientes con mayor riesgo de pérdida de la función renal podría ayudar a prevenir la enfermedad renal crónica y la enfermedad cardiovascular, ya que ambas enfermedades están altamente interrelacionadas. Un grupo clave afectado por esta patología son los colectivos más vulnerables y desfavorecidos, que se espera que se beneficien más de esta acción. Nuestros logros ayudaran a reducir el número de enfermos, con un adelanto del diagnóstico de forma que se retrase el deterioro de la calidad de vida de los pacientes, disminuyendo el gasto en el sistema de salud.

En definitiva, el PODOCITOSCAN ofrecerá una oportunidad que no existe en la actualidad de identificar de forma rápida y no invasiva a aquellos pacientes con más probabilidad de desarrollar enfermedad renal crónica y tratarlos antes de que no haya vuelta atrás.

Investigadores/as Principales del proyecto
Gema Medina Gómez

Gema Medina Gómez, dirige la investigación del laboratorio LIPOBETA. Es profesora titular en la Universidad Rey Juan Carlos. Con su experiencia, ha contribuido al desarrollo de la plataforma de fenotipado de modelos murinos de obesidad, resistencia a insulina y diabetes tipo 2, participando en decisiones en la puesta a punto de equipos nuevos y de las técnicas de fenotipado (sistema integrado metabólico de animales de laboratorio, CLAMS; sistema para medir composición corporal; ingesta, actividad y gasto energético). Esta acción ha permitido la creación del Laboratorio de fenotipado metabólico de animales de experimentación “LAFEMEX” de la red de laboratorios REBLabu de la Comunidad de Madrid en la URJC, del cual es directora. Su investigación ha sido reconocida de gran valor e interés con un premio de LÓreal del programa Unesco de “Mujeres por la ciencia “en 2009 y por premios de la Sociedad Española de Endocrinología (2010 y 2013) y Nutrición y la Sociedad de Bioquímica y Biología Molecular “Margarita Lorenzo” en 2014 y 2016.

Vídeos relacionados